lunes, 15 de noviembre de 2010

Hablemos de... Libros



Titulo: La Impostora
Trilogiua: La Puerta del Caos
Numero correspi¡ondiente: 1
Autora: Louise Cooper (L)
Editorial: Timun Mas
Formato: Bolsillo- tapa blanda
Precio: 4,95 €
Relacionados: El Señor del Tiempo
Año de Publicación original: 1991
Año de Publicación en España: 1995
(creo, no estoy segura, que esta descatalogado U)

Sinopsis de la contra portada:

Se puede venerar al Orden; se puede venerar al Caos. Toda persona es libre de elegir.
Al menos, por el momento...
El equilibrio se ha mantenido durante sesenta años, desde que los dioses del Caos y el Orden se enfrentaran en una batalla titánica. Sesenta años de paz insegura en los cuales el hombre ha tenido la libertad de seguir los dictámenes de su corazón.
Pero ahora soplan vientos de rebelión.
Narid-na-Gost, un demonio caótico de escasa categoría, quiere alcanzar un poder incluso mayor que los de sus amos, ha encontrado un vehículo humano para realizar sus ambiciones.
El castigo por semejante aspiración es inimaginable, pero Narid-na-Gost está dispuesto a correr el riesgo. Su plan es chantajear a los dioses. Si ese plan tiene éxito, incluso Yandros, Señor Supremo del Caos, se verá obligado a aceptar las condiciones del demonio, y el mundo se convertirá en un juguete dominado por Narid.na.Gost y su monstruosa progenie.
Y si los dioses son incapaces de impedir esa catástrofe, ¿qué esperanza queda para los humanos?



¡Hola! :D Hablemos de este libro tan fashion xD.

Bueno, bueno, bueno...
¿Por donde empezar?
Este libro no es el tipico, ¿qué por qué?
Muy sencillo.

Protagonista; Ygorla Morys.
Antagonista; Ygorla Morys.

Eso me encantó, ;D esta autora los hace a los protagonistas malvados.
Y aunque en la anterior trilogia te lo pintaban de malo, no era malo.
Explicamos una cosa por encima, para que os situéis.

Tarod es un adepto de séptimo grado, a sus veintiún años, el mayor grado de porder, antes de ser sumo Iniciado. A el no le interesa nada el titulo de Sumo Iniciado, pero nota que... esta por encima de todo el mundo, que su poder sobrepasa al que, teoriacamente tendria que ser más fuete que él.
Hace los rituales en solitario, practicamente sin despeinarse, aundo normalmente, es necesario como minimo cinco personas para hacerlo.
Y necesita más...
No es demasiado obediente, y si no tiene que rezar a los dioses por obligacion, no lo hace. (En aquel tiempo gobernaba el Orden)
Entonces empieza a tener extraños sueños, primero con voces, despues... un hombre que es igual a él.

Bueno, que me desbió...

En el principio de la novela te sale como que una chica de alta cuna, esta embarazada, esta muere, y nace Ygorla.
La chica no sabia quien era el padre, se habia quedado emabarazada estando boracha, asi que... se llevo el secreto a la tumba.
Años después, cunando Ygorla tiene catorce años... Se le presenta su padre.
Narid-na-Gost. Un demonio.
Lo que no me gusto mucho fue que enseguida se fue con el, se creyo que era su padre a la primera, no lo veo muy logico, pero bueno...
Hay otros dos protagonistas.

Tirand, Sumo Iniciado actual.
Ultima, y no menos importante, Karuth, su hermana, la cual... tiene ciertas pecepciones bastante acertadas, pero su hermano es tonto y no le hace caso. Simple.
A ella se le presentan, hum como llamarla... ¿Diosa? Y bueno, como no quiero spoilear, no digo su nombre ;P y a raiz de ese sueño, pues se acuerda de que Ygorla desapareció y se dio por muerta.
¿Qué relación tiene una cosa con otra...?



Este, es, pues, mi acertijo. Fuego fue el arma del intrigante, y aire la montura del intrigante. Pero quién se sinta a los pies del intrigante tendrá armas más poderosas y corceles más rápidos que los que nosotros podemos crear.
 ****
¡Era tan ehrmosa! No podía resistirse. No queria resistirse.
-Te quedarás aqui conmigo. Seras mi mascota.-Ahora la voz de Ygorla cambiaba, la dulzura se veia atenuada por algo más, que el hombre, confuso y aturdido no acababa de aprehender. Ansia; pero mezclada con otra emoción, otro deseo.
Codicia,- dijo una parte de él, que aun conservava la cordura.- Poder.
****
Cyllan, que habia amado a un señor del Caos, que habia estado dispuesta a sacrificar no solo su vida, sino su mismisima alma por él; en la mente de Karuth se formaban imagenes, como solia ocurrirle cuando tocaba con toital entrega, y casi podia ver aquellas escenas del pasado y sentir lo sufrimientos de ta chica sencilla, inocente y sin educación cuyo valor habiaayudado a cambiar el mundo.

****

Las sombras al pie de la escalera eran tan intensas, que debaria haber sido imposible ver una vaga silueta de mujer y, no obstante,cada detalle de su rostro y su cuerpo se mostraba con toda claridad. Estaba enbuelta en una debil aureola de extraños colores que parecian emanar de su interior; el halo resaltaba su cabello, despeinado y pálido, y daba un aire sobrenatural y estremecedor a sus ojos, igualmente grandes. Además, su vestido de seda roja  era de un estilo anticuado que no se llevava por lo menos desde hacia cincuenta años.
****
NO,NO,NO,NO,NO...
Karuth jadeó, alzó la mirada hacia las siete estatuasque surguian de la espesa niebla y su garganta quedo atenazada por el asombro y la incredulidad.
Las siete estatuas estaban en su lugar abitual, dominantes por encima de su cabeza. Pero mientras que los rostros de los señores del Orden tan serenos y distantes como siempre, los esculpidos rasgos de Yandros y cinco de sus hermanos habian cambiado. Tenian las bocas abiertas, en un orrible rictus que deformaba y tensaba cada rostro; los ojos miraban desorbitados y enloquecidos. En silencio, apresadas en un momento  congelado y eterno, las estatuas de los dioses del Caos estaban gritando.

****

La miraban, y cuando los ojos de Yandros cambiaron de blanco a dorado, luego a verde, y por último a negro intentso, ella vio ira, desprecio y sed,-una sed enorme e insaciable,- de sed de vengnaza. A su lado, la segunda figura, cuyos ojos eran como esmeraldas mortiferas y oscuras, y cuyo cabello era tan negro como el humo de una pira funeraria,la cotemplaba con una indiferencia que le parecio tan terrible como la ira de Yandros.

****

Como una reina demonica enmedio de sus abominables legiones, Ygorla estaba en la proa, una silueta brillante, eterea.

Autora:


Louise Cooper , nacida el 29 de mayo de 1952, fue una escritora inglesa de literatura fantástica. Comenzó escrbiendo en el colegio, espoleada su imaginación por los cuentos de Hans Christian Andersen, los hermanos Grimm y la mitología, aunque Michael Moorcock fue quien le descubrió, a partir de Portadora de tormentas, el mundo de la literatura fantástica.
Su primer gran éxito se produjo en 1984 cuando amplió a una trilogía un libro que pasó discretamente por los estantes: Lord of No Time (1977), que pasó a ser la trilogía de El Señor del Tiempo. Posteriormente, publicó las series Índigo, La Puerta del Caos entre otras.
Louise Cooper, falleció el día 20 de octubre de 2009 víctima de una hemorragia cerebral.

Las portadas de los libros anteriores.





No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Hola!! ¿Qué te ha parecido la entrada? ¿Mal? ¿Bien? ¿Interesante? ¿No?
¡Sea lo que sea, dímelo!
Estaré encantada de responderte :D

Esta to guay *_______*

Seguidores



Sentía un dolor casi físico cuando el conde y la condesa entraban al mismo tiempo.. su amor mutuo era evidente, un vinculo genuino que les proporcionaba seguridad y felicidad. Hasta Logan y Serah intercambiaban a veces unas miradas que ponían de manifiesto que se gustaban. Esas miradas, ese amor, llenaba a Kylar de un anhelo tan hondo que creía que le abriría un hueco en el pecho. No era simple hambre; una rata de hermandad conocía el hambre igual que conocía las alcantarillas donde se acurrucaba buscando calor en invierno. El hambre no era comoda, pero resultaba familiar y no era algo que temer. Lo suyo era una sed, como si su cuerpo entero estubiese reseco, cuarteado, a punto de desmigajarse. Moriría de sed a orillas del lago más grande del mundo.

Todo aquello le estaba vedado. Para él, ese lago era un océano.

Era agua salada que solo le daría más y más sed, hasta causarle la locura y la muerte. El amor era la muerte de un ejecutor. Locura, debilidad, vulnerabilidad y muerte, no solo para el propio ejecutor, sino también para cualquiera que lo amase. En la vida de Azoth todo era muerte. Había jurado no amar jamas, pero cuando lo prometió no había visto nada parecido a lo que el conde y la condesa compartían. Resultaba tolerable si por lo menos le importase a alguien.


El Ángel de la Noche 1, El camino de las Sombras de Brent Weeks

Feveradicta *¬*

Mi diplomita :3

Mi diplomita :3
muchisimas gracias Karol!! ^^