lunes, 25 de octubre de 2010

Hablemos de... Libros

Autora: Natalia Corbillón
Trilogía: Los Hijos de Gea
En algún lugar de Orión
Editorial: Educando

Sinopsis:

¿Qué ocurría si una mañana te levantases y descubrieses un extraño tatuaje sobre tu piel? ¿Si durante varias semanas, la misma pesadilla se repitiese noche tras noche? ¿Si de repente, tu cuerpo fuese capaz de moverse de una forma casi sobrenatural? Todo esto le sucede a Nicole, una joven de dieciséis años que ve su tranquila vida truncada al descubrir que ha sido elegida para, algún día, ser una Guardiana de la Orden de Alnilam, una de las diez casas que forman La Unión de Orión.
Descubrirá una realidad paralela a la suya, donde dos organizaciones han llevado la enemistad surgida entre el gigante griego Orión y su asesino, Scorpius, durante más de dos mil años. Para guiarla en su aprendizaje, estará Gabriela, una Guardiana entregada a su Orden que descubrirá que la línea que separa el odio y el amor puede ser demasiado fina si el destino es quien mueve los hilos de la lógica.


He estado una semana con el. Esta entretenido.

Nicole, la protagonista es una chica cualquiera, -para no variar xD,-  es huerfana, y estudia en un instituto gracias a un pariente lejano que vive en otro pais. Cuida de unos niños para ganarse su dinero, tiene a su mejor amiga... 
Un día cuando va al zoo con los niños y su amiga, -Raquel,- le pasan cosas raras con los animales, unos se les tiran encima, otros la hipnotizan con la mirada...
Poco después de los sucesos, su Raquel se da cuenta de que en su cuello tiene un extraño tatuaje gravado a fuego, el cual antes no estaba.
A apartir de ahí pasan muchas cosas...


Pero para mi la que es verdaderamente es la protagonista del libro es Gabriella, -otra amiga de la protagonista,- es la que más acción desempeña, la que más se mueve, y la que más vive.
Se nota que hay un segundo libro... pero verdaderamete, lo interesante a pasado en este.
Cuando lo publiquen lo mirare de todas formas ;).


Pasajes que me han llamado la atención:



Millones de personas hacían sus vidas a su alrededor, pero en ese instante, ellos estaban muy lejos de allí, lejos de todo lo demás, lejos del cielo y de la tierra. En medio de la nada, sólo ellos, Arión y Gabriela.


****
"Ahí estás, 
temido y añorado, 
embravecido y sosegado,
acarician suavemente 
las estrellas del firmamento.

Mis ojos te ven,
mientras vienes y vas, 
y no te temen.
Porque entre tus dedos húmedos,
está mi destino
y hacia él mis pies caminan.

Ya mis piernas se hunden en tus aguas,
ya mi pecho no respira,
y bajo tus oscuras aguas,
la luz ciega mis ojos,
mientras la sal de tus entrañas
cura las heridas de mi espíritu.

Guarda mi alma entre tus brazos
y abraza mi cuerpo entre tu alma;
y entre tus agitadas aguas,
mi cuerpo descansará"




Por cierto, tiene fallos como "maravi-llosa", así, unos cuantos. No sé si sera cosas de la editorial, pero me han dañado la vista.
Me hubiera gustado subir la imagen de la portada, pero no me dejaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡¡Hola!! ¿Qué te ha parecido la entrada? ¿Mal? ¿Bien? ¿Interesante? ¿No?
¡Sea lo que sea, dímelo!
Estaré encantada de responderte :D

Esta to guay *_______*

Seguidores



Sentía un dolor casi físico cuando el conde y la condesa entraban al mismo tiempo.. su amor mutuo era evidente, un vinculo genuino que les proporcionaba seguridad y felicidad. Hasta Logan y Serah intercambiaban a veces unas miradas que ponían de manifiesto que se gustaban. Esas miradas, ese amor, llenaba a Kylar de un anhelo tan hondo que creía que le abriría un hueco en el pecho. No era simple hambre; una rata de hermandad conocía el hambre igual que conocía las alcantarillas donde se acurrucaba buscando calor en invierno. El hambre no era comoda, pero resultaba familiar y no era algo que temer. Lo suyo era una sed, como si su cuerpo entero estubiese reseco, cuarteado, a punto de desmigajarse. Moriría de sed a orillas del lago más grande del mundo.

Todo aquello le estaba vedado. Para él, ese lago era un océano.

Era agua salada que solo le daría más y más sed, hasta causarle la locura y la muerte. El amor era la muerte de un ejecutor. Locura, debilidad, vulnerabilidad y muerte, no solo para el propio ejecutor, sino también para cualquiera que lo amase. En la vida de Azoth todo era muerte. Había jurado no amar jamas, pero cuando lo prometió no había visto nada parecido a lo que el conde y la condesa compartían. Resultaba tolerable si por lo menos le importase a alguien.


El Ángel de la Noche 1, El camino de las Sombras de Brent Weeks

Feveradicta *¬*

Mi diplomita :3

Mi diplomita :3
muchisimas gracias Karol!! ^^